Clinica Somno - Medicina del Sueño Síndrome de retraso de fase del sueño

Síndrome de retraso de fase del sueño

Trastornos del sueño donde el paciente se duerme y se despierta más tarde de la hora deseada, en un período superior a un mes.

DEFINICIÓN

Síndrome de retraso de fase del sueño

Trastornos del sueño donde el paciente se duerme y se despierta más tarde de la hora deseada, en un período superior a un mes. Muchos pacientes presentan una deprivación crónica de sueño, debido a la necesidad de despertarse por la mañana para cumplir con sus obligaciones socio-laborales.
No existen complicaciones propias de este trastornos, sólo si se presenta en conjunto con otro trastorno del sueño. Puede afectar la calidad de vida del paciente que lo padece y sobre todo generar algún grado de somnolencia en casos severos.
En el caso de que presente este trastorno en conjunto con algún trastorno respiratorio del sueño como lo son ronquidos, o pausas respiratorias. Es importante destacar que si éste afecta la calidad del sueño y se presentan síntomas de sueño poco reparador se aconseja consultar a un médico especialista en medicina del sueño.

12%

Trastorno que se da sobre todo en adolescentes y adultos jóvenes, y en los hombres 2 veces más que en las mujeres.

SÍNTOMAS

Una persona con síndrome de retraso de fase del sueño puede tener:

Estado en el que se tiene sensación de cansancio, pesadez, sueño, embotamiento de los sentidos y torpeza en los movimientos.
Es un conjunto de síntomas que afecta la conducta de un individuo, es un trastorno del ánimo que desencadena tristeza, ansiedad, irritabilidad, decaimiento, palpitaciones, angustia, bajo rendimiento en sus labores, desmotivación, que puede llegar a extremos de presentar pérdida de interés por la vida.
Dificultad sobre lo normal para dormir
Despertar repetidamente durante la noche, interrumpiendo el descanso normal.

DIAGNÓSTICO

Para diagnosticar la enfermedad, el médico posiblemente revise los antecedentes familiares del paciente y la historia clínica, en conjunto a una exploración física

El médico puede solicitar varias pruebas para diagnosticar el trastorno o cualquier otra enfermedad relacionada, como las siguientes:
  • Diario del sueño. Es posible que el médico te pida que lleves un diario del sueño en el que registres los horarios diarios en que duermes y en los que estás despierto a fin de que puedas indicar tus patrones de sueño.
  • Polisomnografía. Si el médico sospecha que tienes un trastorno del sueño distinto, es posible que te solicite una polisomnografía. Para realizar esta prueba, debes permanecer en un centro de sueño durante una noche. Se utiliza un polisomnógrafo para supervisar la actividad cerebral, la frecuencia cardíaca, los niveles de oxígeno, los movimientos oculares y la función respiratoria mientras duermes.

80%

EN PACIENTES CON HIPERTENCIÓN ARTERIAL.

“Los expertos recomiendan seguir una dieta saludable y practicar actividades físicas de forma regular”.

CAUSAS

El síndrome de retraso de la fase del sueño se debe principalmente al traslado del ritmo circadiano del paciente

Esto genera un desplazamiento de la hora de mayor intensidad de sueño y por consiguiente un desplazamiento de la hora de despertar.

”Los pacientes que presentan este tipo de trastornos por lo general se asocian a ronquidos o otros trastornos respiratorios del sueño, lo importante es que el paciente consulte cuando vea afectada la calidad de su sueño”

DRA. VICTORIA CARGIOLI

NEURÓLOGA ESPECIALISTA EN MEDICINA DEL SUEÑO DE CLÍNICA SOMNO

TRATAMIENTO

Para un correcto tratamiento, el médico especialista trabajará con el paciente para crear un plan de tratamiento, el cual puede incluir:

  • Mejorar los hábitos de sueño. El médico puede referirse a esto como «higiene del sueño». Una buena higiene del sueño implica mantener un horario regular para dormir, evitar la cafeína y las actividades estimulantes cerca de la hora de acostarse, evitar el tabaco y el alcohol, y solo utilizar tu dormitorio para dormir y tener relaciones sexuales. También es útil hacer ejercicio en la mañana y evitar ejercicios de moderados a intensos cerca de la hora de acostarte.
  • Suplementos a base de melatonina. Los médicos pueden recetar un suplemento a base de melatonina, el que tiene como efecto la generación de somnolencia y disminución de la latencia del sueño, lo que ayuda a ajustar el ritmo circadiano.
  • Fototerapia. Exponerse a la luz de la mañana puede ajustar nuestro reloj interno del sueño (ritmo circadiano).
  • Cronoterapia. En la cronoterapia, los médicos pueden recetar un horario de sueño que retrase la hora de dormir de 1 a 2,5 horas cada seis días, hasta llegar a alcanzar el horario deseado. Una vez que se establece, se debe mantener ese horario de sueño.

ESPECIALISTAS

Neurología Adulto

DR. PEDRO MOYA SANTIBÁÑEZ

Médico Cirujano de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Especializado en Neurología Adultos.

Neurología Adulto

DR. PABLO GUZMÁN ZORRILLA

Médico Cirujano de la Universidad de Chile. Especialidad en Neurología, en el Hospital Barros Luco

Neurología Adulto

DRA. MARÍA VICTORIA CARGIOLI

Médico Cirujano de la Universidad de Los Andes. Especialidad en Neurología, Universidad de Chile.

Neurología Adulto

DR. MARIO DÍAZ SEPULVEDA

Médico Cirujano de la Universidad de Chile. Especialidad en Neurología en la Universidad de Chile.