Sonambulismo

¿Qué es? • Síntomas

.

Definición

Es un Trastorno del sueño clasificado dentro de las parasomnias, en el cual la persona se levanta y camina mientras estás dormido. Es más frecuente en niños que en adultos y por lo general se supera antes de los diez años. Las presentaciones aisladas de sonambulismo no indican ningún problema grave ni requieren tratamiento. Sin embargo, el sonambulismo recurrente puede sugerir un trastorno del sueño no diagnosticado.

El sonambulismo es una Parasomnia, lo que significa que se produce durante el sueño N3, la fase más profunda del sueño sincronizado. Otro trastorno del sueño sincronizado son los terrores nocturnos, que pueden producirse junto con el sonambulismo.

En general, se produce temprano por la noche, a menudo, entre una y dos horas después de quedarte dormido, siendo poco probable que se produzca durante una siesta. Un episodio puede producirse con mucha o muy poca frecuencia, y suele durar varios minutos.

En adultos tiene mayores probabilidades de confundirse o de coexistir con otros trastornos del sueño y enfermedades. Si algún miembro de su familia es sonámbulo, es importante protegerlo de las posibles lesiones relacionadas con el sonambulismo y derivarlo a un médico especialista para el correcto tratamiento.

¿Cuándo consultar al médico?

Los episodios esporádicos de sonambulismo no suelen ser una causa de preocupación y, generalmente, se resuelven solos. Simplemente puedes mencionar el sonambulismo en un examen físico de rutina o de control del niño sano. Sin embargo, consulta con tu médico si los episodios de sonambulismo:

  • Se producen a menudo, por ejemplo, más de una o dos veces por semana o varias veces en una noche.
  • Provocan comportamientos peligrosos o lesiones en la persona que tiene sonambulismo o en otras personas.
  • Alteran de forma significativa el sueño de las personas que viven en el hogar o de la persona que padece sonambulismo.
  • Provocan síntomas diurnos de somnolencia excesiva o problemas para cumplir con tus tareas.
  • Comienzan en la adultez.
  • Continúan cuando tu hijo es adolescente.
sonambulismo

Síntomas

Una persona que padece de sonambulismo puede:

  • Salir de la cama y caminar.
  • Sentarse en la cama y abrir los ojos.
  • Tener una mirada perdida, con ojos vidriosos.
  • No responder ni comunicarse con otras personas.
  • Tener dificultad para despertarse durante un episodio.
  • Estar desorientada o confundida por un breve período después de ser despertada.
  • No recordar el episodio por la mañana.
  • Tener problemas para cumplir con tus tareas durante el día debido a las alteraciones del sueño.
  • Tener terrores nocturnos además de sonambulismo.
A veces, una persona que padece sonambulismo podrá:
 
  • Hacer actividades rutinarias, como vestirse, hablar o comer.
  • Salir de la casa.
  • Conducir un automóvil.
  • Tener comportamientos extraños, como orinar en un ropero.
  • Tener relaciones sexuales sin ser consciente de ello.
  • Lesionarse, por ejemplo, al caer de las escaleras o al saltar por una ventana
  • Actuar en forma violenta durante el período de breve confusión que se produce inmediatamente después de despertar u, ocasionalmente, durante el sonambulismo.

Estando dormidos las personas pueden realizar acciones como sentarse en la cama, salir de la cama, caminar, abrir los ojos, vestirse, hablar, comer, salir de casa, conducir, orinar en un lugar que no sea el baño, tener relaciones sexuales sin recordarlo, actuar de forma violenta, etc.

Pueden tener dificultad para despertarse durante un episodio; estar desorientada o confundida por un breve período después de ser despertada y no recordar el episodio por la mañana.

Lesionarse durante los episodios, por ejemplo, al caer de las escaleras o al saltar por una ventana.

Debido a las alteraciones del sueño pueden tener problemas para cumplir con tus tareas durante el día.

Pueden tener terrores nocturnos además de sonambulismo.

¿Sospecha tener algún trastorno del sueño?

Diagnóstico

Los episodios esporádicos de sonambulismo no suelen ser una causa de preocupación y generalmente, se resuelven solos. 

Simplemente puedes mencionar el sonambulismo en un examen físico de rutina o de control del niño sano. Sin embargo, consulta con un médico especialista en medicina del sueño infantil si los episodios de sonambulismo:

  • Se producen a menudo, por ejemplo, más de una o dos veces por semana o varias veces en una noche.
  • Provocan comportamientos peligrosos o lesiones en la persona que tiene sonambulismo o en otras personas.
  • Alteran de forma significativa el sueño de las personas que viven en el hogar o de la persona que padece sonambulismo.
  • Provocan síntomas diurnos de somnolencia excesiva o problemas para cumplir con sus tareas.
  • Comienzan en la adultez.
  • Continúan cuando su hijo es adolescente.

Para diagnosticar el sonambulismo, el médico revisará tu historia clínica y tus síntomas. La evaluación puede comprender:

  • Exploración física. El médico puede realizar una exploración física para identificar cualquier enfermedad que pueda confundirse con el sonambulismo, como convulsiones durante la noche, otros trastornos del sueño o ataques de pánico.
  • Análisis de los síntomas. es probable que otras personas cuentan que la persona padece o ha presentado episodios de sonambulismo. El médico puede pedirle al paciente que rellene un cuestionario de sonambulismo. Es importante que mencione a su médico si tiene algún familiar directo con este trastorno.
  • Estudio del sueño nocturno (polisomnografía). El médico puede por lo general recomienda un estudio del sueño o polisomnografía. También se te grabará para documentar tu comportamiento durante los ciclos de sueño.

Causas

Muchos de los factores que pueden contribuir al sonambulismo son:

  • Privación del sueño.
  • Estrés.
  • Fiebre.
  • Interrupciones en el horario para dormir, viajes o interrupciones del sueño.

A veces, el sonambulismo puede ser provocado por alteraciones no diagnosticadas que interfieren en el sueño, como:

  • Respiración asociada a trastornos del sueño: un grupo de trastornos caracterizados por patrones anormales de respiración durante el sueño (por ejemplo, la apnea obstructiva del sueño).
  • Ingesta de ciertos medicamentos, como hipnóticos, sedantes y determinados medicamentos para los trastornos psiquiátricos.
  • Consumo de sustancias, como el alcohol.
    Síndrome de piernas inquietas.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir sonambulismo son:

  • Factores Genéticos. El sonambulismo aparentemente es hereditario. Es más frecuente si un padre o madre tienen antecedentes de sonambulismo, y mucho más frecuente si ambos padres tienen antecedentes del trastorno.
  • Edad. El sonambulismo se produce con mayor frecuencia en niños que en adultos, y su aparición en la adultez probablemente se relacione más con otras enfermedades preexistentes.

Tratamiento

Generalmente, no es necesario un tratamiento para el sonambulismo ocasional. 

En casos de niños que son sonámbulos, generalmente, el trastorno desaparece en la adolescencia. Si el sonambulismo deriva en posibles lesiones, resulta perturbador para los miembros de la familia u ocasiona vergüenza o interrupción del sueño para la persona que padece el trastorno, podría requerir tratamiento. En general, el tratamiento se centra en promover la seguridad y eliminar las causas o los desencadenantes.

  • Tratar toda afección de fondo, en caso de que el sonambulismo esté relacionado con la privación del sueño o con un trastorno del sueño o una enfermedad preexistentes.
  • Ajustar los medicamentos, si se cree que el sonambulismo es consecuencia del consumo de un medicamento.
  • Despertar anticipado: despertar al sonámbulo unos 15 minutos antes de la hora en que suele caminar dormido y, luego, mantenerlo despierto por unos minutos antes de que se vuelva a dormir.
  • Medicamentos, como las benzodiacepinas o ciertos antidepresivos.
  • Terapia o asesoramiento psicológico: un profesional de salud mental puede ayudar con sugerencias para mejorar el sueño, técnicas para reducir el estrés, autohipnosis y relajación.
sonambulismo

Ocurre en aproximadamente el 15% de los niños, con un pick entre los 8 y 12 años.

Especialistas en sonambulismo

Convenios

Tenemos convenio con FONASA, ISAPRES y otras instituciones, en consultas médicas y exámenes.

Publicado: 01-10-2021
Última modificación: 05-04-2022
Reserve su hora