Nutrición y sueño: Estrategias de Nutriólogos para un descanso óptimo - Clínica Somno

Nutrición y sueño: Estrategias de Nutriólogos para un descanso óptimo

.
Publicado: 28-01-2024

El sueño es una parte esencial de nuestra vida que afecta directamente nuestra salud física y mental. Una dieta equilibrada y adecuada puede desempeñar un papel fundamental en la calidad de nuestro sueño . Los nutriólogos, expertos en nutrición y salud, tienen estrategias específicas para promover un descanso óptimo a través de la alimentación. En este artículo, exploraremos cómo estos profesionales de la salud abordan la relación entre la nutrición y el sueño , y ofreceremos consejos prácticos para mejorar tu descanso nocturno.

Equilibrio de nutrientes clave

Uno de los pilares de la estrategia de los nutriólogos para mejorar el sueño es asegurarse de que tu dieta sea equilibrada en cuanto a nutrientes clave. Esto significa incorporar carbohidratos saludables, proteínas magras y grasas saludables en proporciones adecuadas. Estos nutrientes proporcionan la energía necesaria durante el día y apoyan la producción de serotonina, un neurotransmisor que regula el sueño y el estado de ánimo.

Los carbohidratos complejos, como los que se encuentran en granos enteros, legumbres y verduras, son una fuente importante de energía sostenible. Consumir carbohidratos complejos en tus comidas puede ayudar a mantener los niveles de glucosa en sangre estables, evitando picos y caídas que puedan interrumpir tu sueño .

Por su lado, el triptófano es un aminoácido que se encuentra en ciertos alimentos y es precursor de la serotonina, un neurotransmisor que promueve la relajación y el sueño . Los nutriólogos pueden recomendar alimentos ricos en triptófano, como pavo, pollo, huevos, nueces y plátanos, para mejorar la calidad del sueño al aumentar la producción de serotonina.

Evitar estimulantes antes de acostarse

La cafeína y otros estimulantes pueden tener un impacto negativo en la capacidad de conciliar el sueño . Estos médicos especialistas aconsejan limitar o evitar el consumo de cafeína, especialmente en las horas previas a acostarse. Esto incluye no solo el café, sino también el té, los refrescos y otros alimentos y bebidas que contienen cafeína.

Hidratación adecuada

Mantenerse bien hidratado durante el día es importante, pero es aconsejable reducir la ingesta de líquidos antes de acostarse para evitar despertares nocturnos para ir al baño. Se pueden brindar pautas específicas sobre cuándo y cuánta agua debes beber según tu estilo de vida y necesidades.

Control de las porciones y momento de las comidas

El tamaño de las porciones y el momento de las comidas también son consideraciones importantes para mejorar el sueño . Comer en exceso o hacerlo muy cerca de la hora de acostarse puede causar malestar estomacal y dificultades para conciliar el sueño . Estos profesionales de la salud pueden ayudarte a establecer horarios regulares de comidas y controlar las porciones para mejorar la digestión y la calidad del sueño .

Educación continua y seguimiento

Para finalizar, los nutriólogos no solo proporcionan recomendaciones iniciales, sino que también ofrecen educación continua y seguimiento para garantizar que estés obteniendo los beneficios deseados de tu dieta en relación con el sueño . Ajustar y adaptar tu plan de alimentación a lo largo del tiempo es esencial para lograr un descanso óptimo.

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 28-01-2024