Insomnio en la anorexia: La lucha nocturna en la búsqueda de la salud

.
Publicado: 30-06-2023

El insomnio es un trastorno del sueño que puede afectar a personas de diferentes grupos, incluyendo aquellas que padecen trastornos de la alimentación como la anorexia. En este artículo, exploraremos la relación entre el insomnio y los trastornos de la alimentación, centrándonos en la anorexia. Además, examinaremos los posibles factores subyacentes y las implicaciones que el insomnio puede tener en la recuperación de estos trastornos.

La anorexia es un trastorno de la alimentación caracterizado por una restricción extrema de la ingesta calórica. Las personas con anorexia pueden experimentar dificultades para conciliar el sueño , despertares frecuentes durante la noche y una calidad de sueño deficiente. Esta relación entre la anorexia y el insomnio puede ser multifactorial y estar influenciada por diversos factores psicológicos, fisiológicos y nutricionales.

El insomnio en personas con anorexia puede estar relacionado con la ansiedad, la depresión y los patrones de pensamiento disfuncionales asociados con el trastorno. Los pensamientos obsesivos sobre la comida, el peso y la apariencia física pueden interferir con el sueño y dificultar la relajación necesaria para conciliarlo.

La desnutrición y los desequilibrios nutricionales que acompañan a la anorexia pueden afectar negativamente el sistema nervioso central y alterar los ritmos circadianos, los cuales regulan el sueño y la vigilia. Además, la falta de nutrientes esenciales puede afectar la producción de hormonas y neurotransmisores relacionados con el sueño , como la melatonina y el triptófano.

Varios estudios han demostrado la alta prevalencia de insomnio en personas con anorexia. Un estudio publicado en el International Journal of Eating Disorders encontró que el 77% de las participantes con anorexia informaron tener dificultades para conciliar el sueño y el 91% experimentaron despertares nocturnos frecuentes. Otro estudio reveló una asociación significativa entre la gravedad de los síntomas de anorexia y la mala calidad del sueño .

El insomnio puede tener implicaciones negativas en la recuperación de la anorexia. El sueño inadecuado puede aumentar la fatiga, disminuir la concentración y afectar el estado de ánimo, lo que dificulta el proceso de tratamiento y la adopción de patrones de alimentación y sueño saludables.

El tratamiento del insomnio en personas con anorexia puede ser complejo y requiere un enfoque integral. Es importante abordar tanto los aspectos nutricionales y físicos como los psicológicos. La terapia cognitivo-conductual para el insomnio (TCC-I) y las estrategias de higiene del sueño pueden ser útiles en la mejora de la calidad del sueño .

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 30-06-2023