Gestación tranquila: Suplementos dietéticos contra el SPI en el embarazo

.
Publicado: 19-10-2023

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de una mujer, pero también puede venir acompañado de ciertas molestias y trastornos, como el Síndrome de las Piernas Inquietas (SPI). Este trastorno neurológico, que se caracteriza por la necesidad irresistible de mover las piernas debido a sensaciones incómodas, puede afectar el sueño y la calidad de vida de las futuras mamás. Si estás embarazada y te enfrentas a este problema, es importante saber que existen opciones naturales para aliviar los síntomas, como los suplementos dietéticos.

Hierro y ácido fólico: Aliados en el embarazo

Durante el embarazo, las necesidades de hierro y ácido fólico aumentan significativamente. La deficiencia de hierro puede empeorar los síntomas del SPI, por lo que es esencial asegurarse de que tu dieta contenga suficiente hierro.

Magnesio: relajación muscular y alivio del SPI

El magnesio es un mineral clave para la salud muscular y puede ayudar a aliviar los calambres y la incomodidad asociados con el SPI.

Vitamina D: Crucial para la salud ósea

La vitamina D es esencial para la absorción de calcio y la salud ósea. Algunos estudios han sugerido que la deficiencia de vitamina D podría estar relacionada con los síntomas del SPI.

Ácidos grasos Omega-3: Reducción de la inflamación

Los ácidos grasos omega-3, presentes en el pescado graso y los suplementos de aceite de pescado, pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar la salud neurológica. Algunas mujeres embarazadas encuentran alivio de los síntomas del SPI al incluir omega-3 en su dieta o tomar suplementos bajo supervisión médica.

Consulta a tu profesional de la salud

Es importante enfatizar que antes de tomar cualquier suplemento dietético durante el embarazo, debes hablar con tu médico o nutricionista. Cada mujer es única, y las necesidades nutricionales pueden variar. Un profesional de la salud te ayudará a determinar cuáles son los suplementos adecuados y las dosis apropiadas para tu situación.

Mantén una dieta equilibrada

Siempre es recomendable obtener la mayoría de tus nutrientes a través de una dieta equilibrada y variada. Incluye alimentos ricos en hierro, ácido fólico, magnesio y otros nutrientes esenciales en tu alimentación diaria para mantener tu salud y la del bebé.

Ejercicio y relajación

Además de los suplementos, el ejercicio suave y las técnicas de relajación pueden ser útiles para aliviar los síntomas del SPI durante el embarazo.

Recuerda, siempre busca la orientación de un profesional de la salud o nutricionista antes de tomar cualquier suplemento, y asegúrate de llevar una dieta equilibrada para apoyar tu bienestar general y el de tu bebé. ¡Disfruta de esta hermosa etapa de la vida!

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 19-10-2023