Dentistas y trastornos temporomandibulares: Abordando el dolor y el sueño

.
Publicado: 27-11-2023

Los trastornos temporomandibulares (TMD) son afecciones que afectan a la articulación temporomandibular, que conecta la mandíbula con el cráneo. Estos trastornos pueden causar una serie de síntomas, incluido el dolor en la mandíbula, dificultad para masticar y hablar, dolores de cabeza y, en algunos casos, problemas de sueño . En este artículo, exploraremos la relación entre los TMD, el dolor y el sueño , y cómo los dentistas desempeñan un papel crucial en el abordaje de estos problemas.

1. Los síntomas:

Los TMD pueden manifestarse de diversas maneras. Los síntomas comunes incluyen dolor en la mandíbula, clics o chasquidos al abrir y cerrar la boca, limitación de la apertura bucal y dolores de cabeza tensionales. Estos síntomas pueden ser especialmente incómodos durante la noche y afectar negativamente la calidad del sueño .

2. Relación entre el dolor y el sueño :

El dolor asociado con los TMD puede tener un impacto significativo en la calidad del sueño . Las personas que experimentan dolor en la mandíbula y la cabeza pueden tener dificultades para conciliar el sueño o despertarse durante la noche debido al malestar. Esto puede resultar en un sueño fragmentado y no reparador.

3. Contribución de los dentistas:

Los dentistas son profesionales de la salud bucal que desempeñan un papel crucial en el abordaje de los TMD y sus efectos en el sueño . Realizan evaluaciones detalladas para determinar la causa subyacente de los síntomas y pueden recomendar una variedad de tratamientos.

4. Terapia de dispositivos orales:

Uno de los enfoques comunes para tratar los TMD es el uso de dispositivos orales personalizados. Estos dispositivos, como las férulas oclusales, se diseñan para ayudar a aliviar la tensión en la mandíbula y mejorar la alineación de la articulación temporomandibular. Al reducir el dolor y la tensión en la mandíbula, estos dispositivos pueden mejorar la calidad del sueño al prevenir el despertar debido a molestias.

5. Terapia de fisioterapia:

Los dentistas también pueden derivar a los pacientes a fisioterapeutas especializados en trastornos temporomandibulares. La terapia física puede incluir ejercicios y técnicas de estiramiento para aliviar la tensión muscular en la mandíbula y el cuello, lo que puede mejorar el sueño .

6. Consejos para el autocuidado:

Los dentistas suelen proporcionar consejos y recomendaciones para el autocuidado, como aplicar calor o frío en la mandíbula, evitar alimentos duros o pegajosos y practicar ejercicios de relajación para reducir la tensión muscular.

Si experimentas síntomas de TMD, es importante buscar la atención de un dentista para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento adecuados.

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 27-11-2023