Cuando tu dormir se ve gris por el cigarro

El tabaco produce importantes alteraciones en el sueño, como ronquidos por la irritación de la vía aérea o insomnio a causa de la nicotina…

.
Publicado: 29-05-2017

El tabaco produce importantes alteraciones en el sueño, como ronquidos por la irritación de la vía aérea o insomnio a causa de la nicotina, entre otros.

Según la Encuesta Nacional de Salud, el 45% de los hombres y el 37% de las mujeres fuman en Chile, convirtiéndonos en el país con la mayor tasa de tabaquismo de Latinoamérica. Dormir bien es fundamental para tener una buena calidad de vida día a día. Sin embargo, ¿qué ocurre con nuestro sueño cuando somos fumadores?.

En la antesala al Día Mundial Sin Tabaco, el médico internista de Clínica Somno, Juan Carlos Said, comenta cuál es la relación entre el tabaco y los trastornos del sueño. “El tabaquismo es un problema de salud pública, una epidemia que se estima mata a 16.000 mil chilenos todos los años.

Sin embargo, fumar no sólo aumenta el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular o cáncer, si no también disminuye nuestra calidad de vida al producir un deterioro considerable en la calidad de nuestro sueño”. Algunos de los problemas que provoca el cigarro a la hora de dormir son los siguientes: Provoca congestión nasal, obstruyendo la nariz al dormir.

Esto facilita la ocurrencia de ronquidos debido a que la respiración comienza a realizarse por la boca.  El tabaquismo puede producir inflamación crónica de las cuerdas vocales, un fenómeno llamado Edema de Reinke, el que también obstruye la vía aérea alta y provoca ronquidos y apneas.

¿Sospecha tener algún trastorno del sueño?

 La nicotina que es un compuesto activo que provoca adicción al tabaco, es un estimulante, por tanto, afecta la calidad del sueño y puede provocar insomnio. El tabaquismo facilita el más grave trastorno del sueño: las apneas.

Estas son episodios de ahogo en la noche por el colapso total o casi total al interior de la faringe, provocando que la persona pare de respirar momentáneamente , produciéndose una baja en los niveles de oxígeno de la sangre. Lo anterior, se agrava en pacientes fumadores, por la irritación de la vía aérea. “Dejar de fumar es posible y tiene múltiples beneficios para llevar una mejor calidad de vida.

Para aquellos que tienen dificultad para dejar de fumar y tienen un mal dormir, se les recomienda evitar el tabaquismo o en su defecto fumar el último cigarro tres horas antes de irse a dormir”, señala el médico internista de Clínica Somno.

También puedes leer esta noticia en LaTercera

cuando-tu-dormir-se-ve-gris-por-el-cigarro

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 01-04-2022
Reserve su hora