Consejos para pacientes con asma que sufren de trastornos del sueño

.
Publicado: 26-12-2023

Para las personas que padecen asma, la calidad del sueño puede ser un desafío constante. Los síntomas como la tos, la falta de aire y la opresión en el pecho pueden empeorar por la noche y perturbar un sueño tranquilo. La falta de un descanso de calidad puede tener un impacto significativo en la salud y el bienestar de estos pacientes. Sin embargo, existen estrategias que pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño y a controlar los síntomas. En este artículo, ofreceremos consejos útiles para enfrentar los trastornos del sueño .

Mantén un control adecuado del asma

El primer paso fundamental para mejorar la calidad del sueño en estos pacientes es mantener un control adecuado de la enfermedad. Esto implica seguir el plan de tratamiento prescrito por tu médico, tomar los medicamentos según las indicaciones y evitar los desencadenantes conocidos. Un mejor control puede reducir la gravedad de los síntomas nocturnos y facilitar el descanso.

Consulta a tu médico sobre medicamentos específicos para la noche

Algunos medicamentos para el asma están diseñados para brindar alivio de los síntomas durante la noche y ayudar a prevenir las exacerbaciones nocturnas. Habla con tu médico acerca de la posibilidad de usar medicamentos a largo plazo o de rescate antes de acostarte para mantener los síntomas bajo control durante el sueño .

Controla los alérgenos en el dormitorio

Los alérgenos como el polvo, los ácaros del polvo y los pelos de mascotas pueden desencadenar los síntomas durante la noche. Asegúrate de mantener un dormitorio limpio y libre de alérgenos. Lava las sábanas y las fundas de almohadas regularmente en agua caliente y utiliza fundas antiácaros para las almohadas y colchones.

Utiliza un humidificador o un purificador de aire

El aire seco o contaminado puede empeorar los síntomas. Considera el uso de un humidificador para mantener la humedad adecuada en tu dormitorio y un purificador de aire para eliminar posibles irritantes. Asegúrate de limpiar y mantener estos dispositivos según las instrucciones del fabricante.

Evita las comidas pesadas antes de acostarte

Las comidas pesadas y ricas en grasa pueden aumentar la probabilidad de reflujo ácido, lo que puede empeorar la tos y la opresión en el pecho en  estos pacientes. Intenta cenar al menos dos o tres horas antes de acostarte y opta por comidas ligeras y saludables.

Mantén una rutina de sueño regular

El cuerpo tiende a adaptarse a una rutina de sueño regular, por lo que intenta acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto puede ayudar a mejorar la calidad del sueño y a reducir los síntomas nocturnos del asma.

Considera la posibilidad de una consulta con un especialista

Si los trastornos del sueño relacionados con el asma persisten o empeoran a pesar de tus esfuerzos, considera la posibilidad de consultar a un médico broncopulmonar o un especialista en sueño . Pueden realizar evaluaciones más detalladas, como estudios del sueño , y proporcionar recomendaciones adicionales para abordar tus problemas de sueño de manera efectiva.

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 26-12-2023