Consejos de neurólogos infantiles para niños con insomnio debido a cambios en la rutina

.
Publicado: 31-01-2024

El insomnio es una afección común en niños, y los cambios en la rutina diaria pueden desencadenarlo. Ya sea debido a eventos importantes como el inicio del año escolar, las vacaciones o incluso un cambio en el horario, los pequeños a menudo pueden tener dificultades para conciliar el sueño y mantener un patrón de sueño regular. Los neurólogos infantiles pueden proporcionar valiosos consejos para abordar el insomnio en niños causado por cambios en la rutina.

Rutina: Uno de los consejos fundamentales de los neurólogos infantiles es establecer una rutina de sueño consistente. Esto incluye horarios de acostarse y despertarse que se mantengan todos los días, incluso los fines de semana. Una rutina constante ayuda a regular el reloj biológico del niño.

Evitar la exposición a pantallas antes de acostarse: La luz de las pantallas de dispositivos electrónicos como tabletas y teléfonos puede interferir con la producción de melatonina, una hormona clave para el sueño . Se recomienda evitar la exposición a pantallas al menos una hora antes de acostarse.

Crear un ambiente propicio para el sueño : La habitación del niño debe ser un lugar cómodo y tranquilo para dormir. Controlar la temperatura, reducir la exposición a la luz y eliminar ruidos molestos puede ayudar a mejorar la calidad del sueño .

Evitar el consumo de alimentos y bebidas estimulantes antes de dormir: Alimentos y bebidas que contienen cafeína, como el chocolate o las bebidas cola, deben evitarse antes de acostarse. También es importante limitar el consumo de azúcar, ya que puede causar picos de energía.

Fomentar actividades relajantes: Los neurólogos infantiles sugieren actividades relajantes antes de acostarse, como la lectura tranquila, el dibujo o un baño tibio. Estas actividades pueden ayudar a que el niño se sienta más relajado y preparado para dormir.

Limitar la siesta durante el día: Si un niño ha tenido problemas para conciliar el sueño durante la noche debido a cambios en la rutina, estos especialistas pueden recomendar limitar las siestas durante el día para ayudar a aumentar la somnolencia en la noche.

Hablar sobre los cambios en la rutina: Los pequeños pueden sentirse ansiosos o preocupados por los cambios en su rutina. Se sugiere hablar con el niño sobre estos cambios y brindar apoyo emocional para ayudarles a adaptarse.

Cuando los cambios en la rutina perturban el sueño de un niño, es importante abordar la situación de manera proactiva. Los consejos de los neurólogos infantiles pueden ser de gran ayuda para establecer un patrón de sueño saludable y restaurar la rutina regular. La comunicación abierta y el apoyo emocional son esenciales para que el niño se sienta seguro y cómodo durante los momentos de cambio.

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 31-01-2024