Clinica Somno - Medicina del Sueño Apnea del Sueño Diagnostico y Tratamientos en Santiago Chile    

Apnea del Sueño

Produce un aumento del riesgo de enfermedades como la hipertensión arterial, cardíacas y cerebro vasculares. Es fácil de diagnosticar y generalmente el paciente responde de manera positiva al tratamiento.

Descripción general

El síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) es una enfermedad grave, crónica y frecuente en la población.  La aparición de las apneas se debe a la existencia de un colapso total o casi total (se habla entonces de hipopneas) en el interior de la faringe, que produce un cese transitorio de la respiración, generando caída en los niveles de oxígeno de la sangre. Si las apneas son muy frecuentes, la persona afectada permanecerá buena parte de la noche con concentraciones de oxígeno en sangre bajas, afectando su calidad de sueño que se ve deteriorada, teniendo efectos a corto y largo plazo en la salud. Las apneas generan riesgos por sus posibles complicaciones secundarias. Es fácil de diagnosticar y generalmente el paciente responde de manera positiva al tratamiento, cambiando sustancialmente .

Síntomas

Los 8 síntomas más comunes que pueden alertar de presentar apneas del sueño son:

 1. Ronquidos: Es el más común de los síntomas de quienes sufren apnea del sueño. Este se produce porque al tomar aire vibra el paladar, estrechándose la vía aérea.

2. Ahogos nocturnos: Estos pueden durar hasta 20 segundos mientras se duerme. Son producidos porque durante la apnea se bloquea el paso de aire al cuerpo.

3. Despertar con la boca seca: Quienes son roncadores y tienen apnea del sueño respiran sólo por la boca. Lo que produce sequedad durante la noche.

4. Amanecer con dolor de cabeza: Si bien aun no hay una causa científicamente probada, quienes padecen apnea del sueño a veces despiertan con dolor de cabeza. Clínicamente, esto se asocia a la hipoxia, que es la disminución en la cantidad de oxígeno suministrado por la sangre a los órganos.

5. Que su pareja deba moverte o pegarle para que deje de roncar: Un estudio publicado en la revista Chest, del Colegio Estadounidense de Cirujanos del Tórax, se indica que de un total de 123 roncadores estudiados, 68 respondieron que “sí” fueron golpeados con el codo por sus parejas tras sufrir un episodio de apnea. De éstos, 61 dieron diagnóstico positivo en apnea del sueño luego de un estudio con polisomnografía.

6. Somnolencia: Al ahogarse por la noche, el paciente tiene un sueño fragmentado, no pudiendo alcanzar niveles profundos de sueño. Esto hace que amanezca cansado, irritable y con malestar durante el día.

7. Pérdida de memoria: Los estudios cerebrales han determinado que el sueño profundo permite consolidar la memoria y por ende el almacenamiento de los recuerdos. Dormir mal te impide consolidar este proceso.

8. Disminución del apetito sexual: La apnea del sueño produce una baja en la hormona masculina testosterona.

¿Cuando consultar al médico?

La gran mayoría de la población tiene la creencia de que roncar no es signo de algo que pueda ser grave. Hay que tener presente que no todos los que tienen apnea del sueño roncan. Si usted presenta alguno de los 8 síntomas antes mencionado, lo recomendable es ir al médico. Además de informarle al médico si presenta o no ronquidos, es importante mencionar acerca de cualquier problema del sueño que haga que usted se sienta fatigado, somnoliento e irritable de manera crónica durante el día. La somnolencia excesiva durante el día (hipersomnia) puede deberse a apnea del sueño o a otros trastornos, como la narcolepsia.

El riesgo de padecer este cuadro aumenta con la edad, alcanzando un valor máximo entre la quinta y la séptima década de la vida. Los factores predisponentes son los mismos del ronquido y casi todos los que sufren de apnea del sueño tienen sobrepeso más o menos importante. Es, por otro lado, una enfermedad típicamente masculina, con una incidencia en hombres 2,5 veces superior a la de las mujeres.

Consecuencias de la apnea del sueño

Una de las consecuencias más significativas de la apnea es la fragmentación del sueño, debido a que cada vez que se produce una apnea, finaliza con micro despertar imperceptible. La sucesión de estos eventos hace que la persona se despierte con la sensación de no haber descansado, aún cuando no recuerde haberse despertado. Suele sentir dolor de cabeza al despertarse (que mejora al cabo de unas horas) así como sequedad de la boca. A lo largo del día se siente cansada y nota somnolencia en situaciones sedentarias. Es característica la existencia de un aumento del riesgo de accidentes de tráfico (hasta siete veces superior al de la población normal) y de accidentes laborales. Suelen aparecer también cambios en el estado de ánimo como son la irritabilidad, la depresión, alteraciones en el rendimiento, o pérdidas de la capacidad de concentración y de memoria.

Cuando las apneas son severa, al margen de los problemas descritos, se produce un aumento del riesgo de enfermedades como la hipertensión arterial (más del 40% de los pacientes con apnea sufren de hipertensión), riesgo incrementado de cardiopatía isquémica (angina de pecho, e incluso infartos) y de accidentes cerebro vasculares. 

“Cuando la persona ronca y hace apnea, baja el nivel de oxígeno de la sangre. Es similar a que lo ahoguen durante el sueño. Provoca alarma en el cerebro, que hace que reaccione con una descarga de adrenalina muy grande y provoca taquicardia, elevación de la presión, un despertar y la recuperación del ritmo respiratorio”

 

Complicaciones 

La apnea del sueño es considerada un trastorno médico grave. Las complicaciones pueden ser las siguientes:

1) Fatiga diaria: Cansancio permanente durante el día que dificulta concentrarse y aumenta las probabilidades de quedarse dormido en el trabajo o sufrir un accidente laboral o de tránsito. Además afecta el estado de ánimo, afectando las relaciones laborales y familiares. En niños y adolescentes afecta el desempeño escolar.    

2) Presión arterial alta o problemas cardíacos: Al bajar los niveles de oxigeno en la sangre, aumenta la presión arterial y sobrecarga el aparato cardiovascular. Hay una alta correlación de pacientes que tienen presión arterial elevada con altos índices de apnea obstructiva del sueño. Dado lo anterior, aumentan las probabilidades de sufrir alguna enfermedad cardio y cerebro vascular.   

3) Diabetes tipo 2: Las personas que padecen apnea del sueño son más propensas a desarrollar resistencia a la insulina y diabetes tipo 2 en comparación con las personas que no padecen el trastorno.

4) Síndrome metabólico: Este trastorno es un conjunto de otros factores de riesgo vinculados a un alto riesgo de enfermedad cardíaca. Los trastornos que constituyen el síndrome metabólico incluyen presión arterial alta, colesterol anormal, exceso de azúcar en sangre y aumento de la circunferencia de la cintura.

5) Complicaciones con medicamentos y cirugía: Es más probable que las personas que padecen apnea del sueño tengan complicaciones después de una cirugía mayor porque son propensas a los problemas respiratorios, especialmente cuando están sedadas y acostadas sobre la espalda.

6) Problemas hepáticos: Es más probable que las personas que padecen apnea del sueño obtengan resultados anormales en sus exámenes de función hepática, y sus hígados son más propensos a mostrar señales de cirrosis. Esta es una enfermedad conocida como «enfermedad por hígado graso no alcohólico» (esteatosis hepática no alcohólica).

7) Privación del sueño en los compañeros de cama: Los ronquidos fuertes pueden impedir el descanso a las personas que lo rodean, y, a la larga, perjudican las relaciones. Con frecuencia, las parejas de las personas que roncan se van a otra habitación, o incluso a otro piso de la casa, para poder dormir. Muchos compañeros de cama de personas que roncan también pueden padecer la falta de sueño.

Diagnóstico 

La forma más eficiente para diagnosticar la apnea del sueño es con un estudio llamado polisomnografía. Este se realiza mientras la persona duerme y permite medir el flujo respiratorio, el esfuerzo que se hace para respirar, los niveles de oxigenación de la sangre, funcionamiento del corazón. Todo mientras la persona duerme. Además de poder realizar el examen en un centro del sueño, la tecnología actual permite hacer este examen en la comodidad de la casa, en la propia cama del paciente, con un equipo liviano que permite moverse y dormir tranquilamente.

Tratamiento

Cabe mencionar que existen múltiples tratamientos muy efectivos y de rápido acceso. En este sentido, el mejor es el CPAP, que es una máscara que introduce aire al cuerpo por la nariz y la boca mientras la persona duerme. Existen también otras opciones como la cirugía y placas que abren la mandíbula para que esta permita un mayor ingreso de oxígeno. “Sin embargo, el roncar está muy relacionado con una vida poco saludable. El sobrepeso y la obesidad son causas que con un correcto tratamiento mejoran el dormir de las personas” concluye el neurólogo Pablo Guzmán.

Evalúese online a través del siguiente cuestionario que le permitirá sospechar si presenta apnea

Descargue sin costo nuestra aplicación para monitorear los ronquidos o los de su pareja 

Otras páginas de interés

Ronquidos

Leer más

Polisomnografía

Leer más

¿Quieres saber el copago de la consulta médica?