¿Por qué los ronquidos empeoran en ciertas estaciones del año? - Clínica Somno

¿Por qué los ronquidos empeoran en ciertas estaciones del año?

.
Publicado: 29-04-2023

Los cambios de estación son una parte natural del ciclo de la vida, pero ¿sabías que pueden afectar tu sueño y tus ronquidos? El sueño es fundamental para el bienestar general y la calidad de vida, y cualquier factor que lo interrumpa puede tener consecuencias negativas en la salud.

Primero, es importante entender que los cambios de estación pueden afectar nuestro sueño y ronquidos debido a una variedad de factores. Por ejemplo, el clima puede afectar la temperatura y la humedad en nuestro entorno, lo que puede hacer que sea más difícil dormir cómodamente. Además, la luz del sol puede afectar nuestro ritmo circadiano, lo que puede afectar la calidad del sueño .

Según un estudio de la Universidad de Montreal, las personas que tienen problemas para conciliar el sueño en verano tienden a tener más problemas respiratorios durante el sueño , lo que incluye ronquidos. La investigación también encontró que las personas que duermen en una habitación con aire acondicionado tienen menos probabilidades de experimentar ronquidos, lo que sugiere que la temperatura del ambiente puede influir en los ronquidos.

Además de la temperatura y la humedad, los cambios de estación también pueden afectar el sueño debido a los cambios en la cantidad de luz del día. En invierno, por ejemplo, los días son más cortos y oscuros, lo que puede afectar el ritmo circadiano y la producción de melatonina, la hormona del sueño . La falta de luz natural durante el día y el exceso de luz artificial por la noche pueden contribuir a problemas de sueño y ronquidos.

Los cambios de estación también pueden afectar la calidad del aire, lo que puede influir en los ronquidos. En primavera y otoño, los niveles de polen y alérgenos pueden aumentar, lo que puede provocar congestión nasal y hacer que sea más difícil respirar mientras se duerme. Esto, a su vez, puede aumentar el riesgo de ronquidos.

Para minimizar los efectos de los cambios de estación en el sueño y los ronquidos, hay algunas medidas que se pueden tomar. Por ejemplo, mantener la habitación fresca y bien ventilada, especialmente durante el verano, puede ayudar a reducir los ronquidos. Usar un humidificador en invierno para agregar humedad al aire puede ayudar a prevenir la sequedad en las vías respiratorias y reducir la frecuencia de los ronquidos.

También es importante mantener una rutina regular de sueño y despertar, incluso durante los cambios de estación. Esto ayudará a regular el ritmo circadiano y a garantizar un sueño reparador. Además, evitar la exposición a la luz artificial antes de acostarse y dormir en un ambiente oscuro puede ayudar a regular la producción de melatonina.

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 29-04-2023