P90-P95 de presión como un predictor de resultados adaptación de dispositivos de adelantamiento mandibular (DAM)

La apnea obstructiva del sueño es un desorden respiratorio frecuente, cuyo reconocimiento ha ido en aumento, llegando a ser un tema de salud pública importante en algunos países.

Las opciones de tratamiento para el SAHOS incluyen la modificación del comportamiento, tal como programas para la pérdida de peso, evitación de la ingesta de alcohol, la alteración en la posición para dormir, una gama de procedimientos quirúrgicos de la vía aérea superior, régimen farmacológico, uso de dispositivos intraorales y el uso del cpap.

Los equipos de presión positiva contínua (CPAP) han  demostrado ser la modalidad de tratamiento más eficaz para el SAHOS moderado a severo, ya que corrige los eventos obstructivos, hipoapneas, despertares, desaturación de oxígeno <90% y ronquidos durante el sueño e hipoxemia intermitente, mejorando la estructura del sueño y calidad de vida de los individuos afectados. (3-4-5)

Otras alternativas a la utilización de dispositivos cpap son los aparatos orales, los cuales han demostrado ser una buena alternativa de tratamiento para pacientes con SAHOS leve a moderado. El rol de los aparatos orales en el manejo de la obstrucción de la vía aérea superior fue ya reconocido en el año 1902 por el Dr. Pierre Roban, el cual utilizaba un dispositivo que permitía realizar un adelantamiento funcional de la mandíbula, consiguiendo indirectamente un adelantamiento de la lengua, evitando su caída hacia atrás en niños con hipoplasia mandibular durante la posición supina al dormir.

Dentro de todos los tipos de dispositivos intraorales descritos para el tratamiento de la obstrucción de la vía aérea superior, son los dispositivos de avance mandibular (DAM) , ya sea en su versión de avance fijo y avance regulable, los que realmente han tenido eficacia en el manejo de los problemas obstructivos de la vía aérea superior.

Los DAM actúan provocando un movimiento anterior e inferior de la mandíbula, generando variaciones anatómicas en la vía aérea superior (VAS), incrementando el área seccional faríngea, estabilizando y fijando la mandíbula y el hueso hioides e impidiendo la rotación posterior de estas estructuras durante la posición decúbito supino, evitando de esta manera la ocupación de la VAS.

El objetivo de este estudio es determinar si la presión que normaliza los eventos respiratorios (P95), podría ser un buen predictor en el manejo del SAHOS mediante el uso de DAM.

Reserve su hora