fbpx
Servicios online

Dolor de cabeza, cefalea o migraña

El tratamiento de las cefaleas y de los trastornos del sueño pueden estar relacionados.

Dolor de cabeza, cefalea o migraña
Dolor de cabeza, cefalea o migraña

EVALUACIÓN

¿Cuándo agendar una consulta con neurólogo?

  • La evaluación de los trastornos del sueño en pacientes que sufren de cefalea es primordial, como también los factores psicopatológicos (ansiedad y depresión).
  • Visite al neurólogo si los dolores de cabeza, son atípicos y/o dolores que alteran su vida.En ocasiones, los dolores de cabeza pueden indicar una afección grave, como un tumor cerebral o la rotura de un vaso sanguíneo debilitado (aneurisma).

La poligrafía está orientada a niños y adultos en quienes se sospecha alteraciones respiratorias durante el sueño como el ronquido, el síndrome de resistencia de la vía aérea superior (SRVAS) y el síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS).


Es importante saber que, siendo un examen menos complejo, pueden presentarse casos donde sea necesario realizar una polisomnografía para complementar el diagnóstico. Por eso es muy importante seleccionar muy bien los pacientes que son buenos candidatos para la poligrafía mediante una evaluación médica previa.

El equipo de poligrafía que utilizamos en Clínica Somno es portátil, pequeño y fácil de manejar. Los sensores son dos cinturones elásticos que van en el tórax y abdomen, sensores que van ubicados en la nariz, el oxímetro de pulso que va en el dedo del paciente y el polígrafo situado en el tórax del paciente.

DIAGNÓSTICO

  • Evaluación con Neurólogo.
  • Exámenes de imágenes.
  • Eventual estudio con polisomnograma para descartar trastornos del sueño.

TRASTORNOS DEL SUEÑO

Los dolores de cabeza, cefaleas o migrañas, están muy relacionados con los trastornos del sueño. En algunos casos el mismo sueño puede ser un activador de algunos tipos de cefalea.
  • Frecuentemente las cefaleas son un síntoma secundario a un trastorno del sueño.
  • La cefalea tensional se presenta frecuente en pacientes con insomnio.
  • La cefalea hípnica despierta a las personas principalmente por la noche o en las siestas diurnas y puede significar algo complicado.
  • Los pacientes con insomnio o con apnea del sueño desencadenan cefaleas por la mañana, como uno de sus síntomas diurnos.
  • Dormir la cantidad adecuada de horas contribuye a aliviar el dolor de cabeza o cefaleas. Un déficit como un exceso de sueño puede producir cefaleas o empeorarlas.
  • Las siestas diurnas que a menudo reducen el sueño profundo por la noche, pueden favorecer cefaleas en algunos adultos.
  • Aproximadamente la mitad de los pacientes con migraña manifiestan dificultad a la hora de iniciar o mantener el sueño.
  • Los pacientes con migraña presentan con frecuencia somnolencia excesiva durante el día y es posible que la somnolencia diurna excesiva sea consecuencia directa de la propia migraña.

La poligrafía está orientada a niños y adultos en quienes se sospecha alteraciones respiratorias durante el sueño como el ronquido, el síndrome de resistencia de la vía aérea superior (SRVAS) y el síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS).


Es importante saber que, siendo un examen menos complejo, pueden presentarse casos donde sea necesario realizar una polisomnografía para complementar el diagnóstico. Por eso es muy importante seleccionar muy bien los pacientes que son buenos candidatos para la poligrafía mediante una evaluación médica previa.

El equipo de poligrafía que utilizamos en Clínica Somno es portátil, pequeño y fácil de manejar. Los sensores son dos cinturones elásticos que van en el tórax y abdomen, sensores que van ubicados en la nariz, el oxímetro de pulso que va en el dedo del paciente y el polígrafo situado en el tórax del paciente.

EFECTOS ADVERSOS

Debido a las dificultades que conlleva a nivel global en la vida de las personas, este problema constituye un alto riesgo de tener una autoestima negativa, debido al efecto de sus reiteradas experiencias de fracaso y a la frecuente reacción negativa del ambiente frente a sus dificultades.
Los riesgos de que el niño forme una autoestima negativa no sólo implican un sufrimiento en la infancia, sino que pueden sostener una dinámica sumamente perjudicial en su adolescencia y vida adulta. Algunos de estos efectos son:

  • Excesiva tolerancia a las descalificaciones, faltas de respeto y maltrato
  • Descuido de la propia persona en el área de la salud, presentación personal y de planificación de los proyectos de vida
  • Dificultad para hacer respetar los propios espacios
  • Una intensa autocrítica, que puede resultar paralizante para emprender proyectos
  • Dificultad para aceptar elogios, reconocimientos y regalos
  • Sentimientos constantes de minusvalía e inferioridad

Si bien las causas fisiológicas constituyen un factor significativo, los factores ambientales influyen en la forma en que se manifiesta el cuadro y las secuelas a lo largo de la vida. Así, si un niño vive en un ambiente estable y con normas claras, en el que se siente protegido, querido y seguro probablemente se transformará en un adulto productivo y trabajador, teniendo sólo como secuelas algunas dificultades de atención.

Si por el contrario, su entorno familiar y escolar no le proporciona estabilidad, contención, límites, etc., es probable que se convierta en un adulto con problemas serios de rebeldía con la autoridad y de atenerse a la normas. Si ha sido maltratado por su entorno a causa de su sintomatología, las consecuencias son mucho más severas, produciéndose trastornos del vínculo y problemas con su imagen personal.

“En general, las personas con esta enfermedad tienen historial médico de sueño fraccionado, interrumpido por despertares cada 1-2 horas durante el ciclo de 24 horas”.

DRA. MARÍA ANGÉLICA SILVA

NEURÓLOGA DE CLÍNICA SOMNO

Actualmente es una patología que afecta a más de 180 mil personas en nuestro país, especialmente adultos mayores. Se estima que para el año 2050 esta cifra aumente a unas 626 mil personas, es decir, al 3,10% de la población. Esto, según cifras de Corporación Profesional de Alzheimer y otras Demencias (COPRAD).

 

 

TRATAMIENTOS

Es el número de latidos del corazón por la unidad del tiempo. El ritmo cardíaco se expresa generalmente como batidos por minuto (BPM).

Es la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre. Cuando respiramos, nuestros pulmones inhalan oxígeno y exhalan dióxido de carbono. El desequilibrio entre los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre puede ser un signo de que los pulmones no están funcionando bien.

Regulación del flujo de aire que pasa a través de las fosas nasales tanto en inspiración como en espiración.

La posición en la que dormimos puede determinar la calidad de nuestro sueño.

Estudios han indicado que dormir de lado derecho parece agravar la acidez estomacal. Por otro lado dormir en el lado izquierdo puede mejorar la circulación.

Es el más común de los síntomas de quienes sufren apnea del sueño. Este se produce porque al tomar aire vibra el paladar, estrechándose la vía aérea.

ESPECIALISTAS

DR. PABLO GUZMÁN ZORRILLA

Médico Cirujano de la Universidad de Chile. Especialidad en Neurología, en el Hospital Barros Luco

DRA. BETTY PARDEY

Médico Cirujano en la Universidad Central de Venezuela, Especialista en Neurología en la Universidad Cayetano Heredia, con postgrado PhD en Fisiología de la Universidad de California.

DRA. MARÍA VICTORIA CARGIOLI

Médico Cirujano de la Universidad de Los Andes. Especialidad en Neurología, Universidad de Chile.

DR. MARIO DÍAZ SEPULVEDA

Médico Cirujano de la Universidad de Chile. Especialidad en Neurología en la Universidad de Chile.