¿Cuál es la mejor postura para dormir?

.
Publicado: 31-05-2023
La tensión, las preocupaciones, la alimentación y la higiene del sueño pueden influir en tener un buen o un mal descanso cada día. Sin embargo, nuestra postura también afecta nuestro sueño y cómo nos sentimos la mañana siguiente. Pero, ¿Cuál es la mejor postura para dormir? ¿Boca abajo? ¿Boca arriba? ¿De lado?
“Dormir sobre el lado izquierdo no es una indicación que se haga con frecuencia en la medicina occidental, pero sí es una técnica muy utilizada por la medicina ayurvédica. Al dormir hacia este lado el corazón debe hacer mayor esfuerzo para expulsar la sangre, facilitando su vaciamiento, además de que el estómago disminuye el reflujo hacia el esófago, permitiendo que este se vacíe con mayor eficiencia”, comenta la neuróloga especialista en sueño de la Clínica Somno, María Victoria Cargioli.
Además, la causa de ciertos dolores al despertar o pasar algunas noches sin dormir bien puede relacionarse con la colocación tanto de la cabeza como de la espalda y los brazos y piernas.
¿Qué beneficios aporta esta postura para dormir? Desde Clínica Somno, Centro Especialista en Medicina del Sueño, explican sus principales ventajas y qué posiciones hay que evitar:
Previene enfermedades neurodegenerativas:
Durante el sueño, el sistema linfático se encarga de limpiar los desechos presentes en el sistema nervioso, siendo esta postura la más eficiente para que este sistema drene los residuos nocivos de forma eficiente, evitando la aparición temprana de enfermedades como la demencia, el alzheimer, entre otras.
Mejora la digestión:
Esta posición permite que los residuos del aparato digestivo se desplacen con mayor facilidad desde el intestino grueso hacia el colon . Además, según un estudio publicado por JAMA Internal Medicine, evita el reflujo y la acidez estomacal generada por los alimentos, el cigarro o el alcohol consumido, mejorando su dormir considerablemente.
Ideal para embarazadas:
Dormir recostadas hacia el lado izquierdo es beneficioso para ellas como para el feto. Esta posición incrementa la cantidad de sangre y nutrientes que llegan hasta la placenta y mejora la respiración de la mujer al quedar sus pulmones menos comprimidos.
Adiós a los problemas de espalda:
Quienes sufren de dolores crónicos en esta parte del cuerpo pueden obtener importantes alivios si duermen en esta posición, gracias a que se libera a la columna vertebral del peso del cuerpo.
Favorece la salud cardiovascular:
La posición lateral izquierda libera al corazón de cierta presión, facilitando además la circulación en el cuerpo.
¿Duermes boca abajo?:
Es considerada la peor posición pues afecta la postura natural de la espalda, curvándola y presionando las vértebras; el cuello se eleva también y se comprime el estómago y los pulmones, además que impide la capacidad de respirar profundamente. Si la utilizas con frecuencia, intenta cambiarla lo antes posible.
¿Duermes boca arriba?:
En esta posición las probabilidades de roncar se vuelven cada vez más altas, impidiendo el flujo libre del aire, además de comprimir los pulmones con nuestro propio peso. Además, aumentamos los signos de padecer apnea del sueño, evitando un sueño profundo lo que genera un dormir poco reparador y falta de energía en nuestro día a día.
Artículo elaborado para prensa el 23/01/2020

¿Sospecha tener algún trastorno del sueño?

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 31-05-2023