fbpx
Servicios online

Comer frutas en vez de masas, eludir edificios y tomar duchas tibias, las claves ante el calor

Publicado en El Mercurio. Frente a las altas temperaturas que afectarán hasta el lunes a seis regiones, entre Coquimbo y…

Comer frutas en vez de masas, eludir edificios y tomar duchas tibias, las claves ante el calor
Comer frutas en vez de masas, eludir edificios y tomar duchas tibias, las claves ante el calor

Publicado el 26 septiembre, 2019

Publicado en El Mercurio.

Frente a las altas temperaturas que afectarán hasta el lunes a seis regiones, entre Coquimbo y Ñuble, expertos llaman al autocuidado. Niños y adultos mayores son los más vulnerables.

Las «olas de calor» son un fenómeno cada vez más frecuente en el país. Pese a que ayer Santiago exhibió nubosidad parcial, la Dirección Meteorológica confirmó que este fin de semana habrá un nuevo «evento de altas temperaturas», como se le denomina técnicamente, que afectará a seis regiones, entre Coquimbo y Ñuble, con máximas de entre 31 °C y 38 °C.

¿Qué hacer para capear las altas temperaturas? Expertos coinciden en que el autocuidado es clave, y que este debe incluir alimentación, vestuario y sueño.

Felipe Arqueros, urgenciólogo de Clínica Las Condes, advierte sobre los altos índices de radiación ultravioleta -propios de estos días-, por lo que recomienda usar protecciones como sombrero, bloqueador y lentes de sol, pues los ojos también pueden sufrir quemaduras, además de ropa ligera que permita que el aire circule. Detalla que los grupos que son más propensos a recibir «golpes de calor» son los niños menores de tres años y la tercera edad, por lo que estas personas deben tomar precauciones adicionales, como mantenerse bien hidratados y en lugares con buena ventilación.

También es posible prepararse con una dieta adecuada. Los especialistas sugieren evitar las grasas, como las presentes en masas y frituras, y reemplazarlas por comidas livianas, como verduras, frutas y pescado.

Las islas de calor

Otra precaución es saber cuáles son los lugares más calurosos de la ciudad. En el caso del Gran Santiago, los geógrafos de la U. de Chile Hugo Romero y Pamela Smith elaboraron un mapa de las llamadas «islas de calor», o zonas donde se registran las más altas temperaturas, que se dan principalmente en sectores de alta urbanización y que carecen de fuentes de enfriamiento, como parques o bosques urbanos.

«Estas islas de calor son dinámicas, es decir, se van desplazando durante el día», precisa Romero.

De este modo, en comunas como Maipú, las máximas ocurren durante las mañanas, mientras que por las tardes se desplazan a la zona norte de la capital. Ya de noche, las más calurosas son comunas céntricas, como Santiago y Estación Central, pues sus abundantes edificios, hechos de cemento y hormigón, absorben la radiación durante el día y la liberan al esconderse el sol.

Conciliar el sueño en ese sector de la capital, entonces, puede ser más difícil que en otros barrios. De hecho, para esta noche se pronostican 29 grados a las 22:00 horas.

Pero incluso en ese escenario es posible tomar medidas paliativas. Pablo Guzmán, director médico y neurólogo de la Clínica Somno, especialista en temas del sueño, explica que si bien la temperatura ideal para dormir es «entre los 18 y 21 grados», en días de calor extremo, una cena liviana y fresca puede hacer una diferencia. Por ello, confirma la conveniencia de evitar las grasas, así como disminuir el consumo de alcohol, porque hace que el sueño se fragmente.

Y a la hora de acostarse, sugiere hacerlo con prendas livianas y de algodón, ya que estas absorben el sudor. Y si aun así el calor resulta muy sofocante, aconseja darse una ducha, pero con agua tibia, no fría. Esto, porque «el cuerpo asimila la temperatura templada a un buen descanso, lo que es un excelente inductor natural del sueño». El agua fría, en cambio, activa el cuerpo y disipa el sueño.

«Las horas más críticas de la radiación ultravioleta son entre las 15:00 y 17:30 horas».
EDITA AMADOR METEORÓLOGA DE LA DIRECCIÓN METEOROLÓGICA DE CHILE

«Cuando una persona entra en un ‘golpe de calor’, hay que bajarle la temperatura con compresas frías o paños húmedos».
FELIPE ARQUEROS URGENCIÓLOGO DE CLÍNICA LAS CONDES

«La clave para mantener la pieza a una baja temperatura es ventilarla con ventanas y puertas abiertas. Tiene que haber corriente de aire».
PABLO GUZMÁN DIRECTOR MÉDICO Y NEURÓLOGO DE CLÍNICA SOMNO

 

Cotice su consulta médica

Artículos relacionados

¿Por qué un mal dormir puede llevarme a padecer Alzheimer?

¿Por qué un mal dormir puede llevarme a padecer Alzheimer?

Leer más
Lanzan en Chile aplicación que detecta ronquidos al dormir

Lanzan en Chile aplicación que detecta ronquidos al dormir

Leer más
¡Atención! Dormir mal te puede acarrear problemas cardiacos

¡Atención! Dormir mal te puede acarrear problemas cardiacos

Leer más
¿Cómo se relaciona el «mal dormir» con la obesidad?

¿Cómo se relaciona el «mal dormir» con la obesidad?

Leer más