Titulación de CPAP

El CPAP corrige los episodios obstructivos durante el sueño, la desaturación intermitente, disminuye los despertares y mejora la calidad de vida de los pacientes.

¿Qué es la titulación CPAP?

Los pacientes que ya son diagnosticados con SAHOS (Síndrome de apenas e hipoapneas obstructivas del sueño), deben utilizar como tratamiento un CPAP y este examen es para determinar la presión adecuada que debe tener su equipo de CPAP.

El CPAP ha demostrado ser la modalidad de tratamiento más eficaz y está indicado en los casos más severos y moderados del Síndrome de apneas e hipoapneas obstructivas. El CPAP corrige los episodios obstructivos durante el sueño, la desaturación intermitente, disminuye los despertares y mejora la calidad de vida de los pacientes.

Una vez establecido el diagnóstico de SAHOS por medio de polisomnografía o poligrafía respiratoria, si el paciente tiene indicación para CPAP debe implementarse la titulación para definir los valores de presión que se programarán en el equipo definitivo que usará el paciente en su domicilio.

La titulación se realiza con equipos CPAP auto ajustables o automáticos y funcionan con un neumotacometro integrado que sube la presión de acuerdo a la presencia de apenas, hipoapneas, limitación de flujo respiratorio y ronquidos, hasta lograr una presión con la que se logre un patrón respiratorio normal. Así mismo disminuye el valor de la presión si no detecta los eventos señalados para lograr una mayor comodidad del paciente.

¿Cómo se realiza el examen?

Es necesario antes haberse realizado una polisomnografia o una poligrafía. Según los resultados de este examen se evalúa la necesidad de hacer la titulación de CPAP. Se cita al paciente a una hora médica en donde se le entrega un equipo en préstamo por dos días y además se le hace una capacitación para su manejo.

Beneficios del uso de CPAP

Gracias a que el CPAP ayuda a mejorar el intercambio gaseoso y a permeabilizar la vía aérea, se recupera la continuidad del sueño y con ello los siguientes beneficios:

  • Aumento del sueño en cantidad y calidad
  • Recuperación del bienestar físico y mental
  • Mejora en el estado de ánimo, concentración y memoria
  • Reduce el riesgo de accidentes vasculares

Control del tratamiento

Una vez que se es usuario permanente de CPAP se deben realizar controles periódicos para asegurar la continuidad del tratamiento. El modo de realizar este control es a través de la información almacenada en  los dispositivos en un intervalo de tiempo definido indicando parámetros como índice de apenas (IAH), presión y horas  promedio de uso, índice de fuga y recomendaciones sobre como optimizar este proceso. Una vez realizado este control se indicara la necesidad de visitar al médico.

Artículos relacionados