¿Duermes mal? Podría ser un signo temprano de Alzhemier

En general, las personas con esta enfermedad tienen historial médico de sueño fraccionado, interrumpido por despertares cada 1-2 horas durante el ciclo de 24 horas…

Fecha: febrero 5, 2018

“La enfermedad del olvido” le llaman al Alzhémier, una patología que afecta actualmente a unas 180 mil personas en nuestro país, especialmente adultos mayores. Se estima que para el año 2050 esta cifra aumente a unas 626 mil personas, es decir, al 3,10% de la población. Esto, según cifras de Corporación Profesional de Alzheimer y otras Demencias (COPRAD).

¿Cuál sería la relación entre el alzhémier y el mal dormir? Un estudio de la Universidad de Washington, en EE.UU. concluyó en que el trastorno del sueño podría contribuir a la identificación temprana de este mal.

Yo-El Ju, la autora principal de la investigación, explicó que las personas con esta enfermedad pre-clínica tenían más fragmentación en sus patrones de actividad circadiana, con más períodos de inactividad durante el día y más períodos de actividad en la noche.

En el estudio, los investigadores rastrearon los ritmos circadianos en 189 adultos mayores cognitivamente normales con una edad promedio de 66 años. De ellos, 139 no tenían evidencia de la proteína amiloide, que significa el padecimiento de la enfermedad de Alzheimer de forma pre-clínica.

Gran parte de los participantes tenía un sueño relativamente normal, aunque muchos mostraban alteraciones en el ritmo circadianas debido al avance de la edad. Los 50 participantes restantes que sí tenían exploraciones cerebrales anormales o líquido cefalorraquídeo extraño eresentaron un tiempo de descanso alterado. “Estas interrupciones en los ritmos circadianos pueden servir como un biomarcador para el alzhéimer preclínico”, apuntó Ju.

Los expertos recomiendan que un adulto duerma entre 7 y 8 horas para que pueda descansar de forma óptima, pero la mala higiene de sueño, los malos hábitos y las presiones laborales impiden que podamos llevar un horario establecido cuando nos vamos a dormir.

La neuróloga Angélica Silva, especialista de Clínica Somno, comenta que “En general, las personas con esta enfermedad tienen historial médico de sueño fraccionado, interrumpido por despertares cada 1-2 horas durante el ciclo de 24 horas”.

Otros consejos a seguir para disminuir el riesgo a sufrir esta enfermedad son: mantenerte activa, tener una buena alimentación (como la dieta mediterránea) y caminando o realizar ejercicios a diario.

Para la profesional resulta importante destacar que, como esta es una enfermedad degenerativa, hay muchos factores que influyen en ella. “Depende de la genética, de factores ambientales, de los alimentos que se consumen y del ejercicio físico que se realice, por nombrar algunos”, concluye.

También puedes leer esta noticia en M360

Comparte en tus redes:
Enviar por Whatsapp

Noticias relacionadas

Los trastornos del sueño en la tercera edad

Leer más

En Chile, el 40% de los niños sufre de insomnio

Leer más

Parasomnias: el trastorno del sueño de quienes actúan estando dormidos

Leer más